0

Antojitos de Noche que no te van a Engordar

Antojitos de Noche que no te van a Engordar

Algunas veces el hambre asecha por la noche, incluso después de haber cenado suficiente, y te dan antojos de comer algo dulce, algo salado o algo que satisfaga tu antojo nocturno.

Comer a media noche siempre es mala idea, ya que a la noche es cuando tu cuerpo está menos activo y cuando tu metabolismo se mueve menos.

Pero, si te dan antojos por la noche, puedes escoger comer algo sano y que tenga nutrientes o puedes escoger algo que sea malo para tu salud y te dificulte bajar de peso.

Piqueos (Snack) Saludables

Cereal
Los cereales son unos de los mejores snacks para comer en la mitad de la noche por su alto contenido de fibra.

Se digieren fácilmente y, dado que tienen fibra, te ayudan a sentirte más llena más rápido.

Obviamente aquí estamos hablando de cereales como la granola, los cereales que venden en tiendas naturistas, cereales de avena y otros de este estilo.

No estamos hablando de comer choco krispis con sabor a chocolate y cubiertos en chocolate (seguramente ya salió esa versión al mercado) o fruit loops, o ninguno de ese estilo. Solamente los cereales que tienen nutrientes sanos.

Nutribarras-Barras de avena o granola
Las nutribarras están diseñadas para renovar energía y son muy fáciles de comer y conseguir. Incluso las puedes conseguir en una máquina dispensadora, si estás en un hotel o te tuviste que quedar trabajando hasta tarde en la oficina o tienes que estudiar para un examen al otro día y tienes que quedarte levantada hasta tarde.

No solamente te dan energía estas barras sino que tiene muy pocas calorías: una barrita promedio tiene 100 calorías y tiene 22 gramos de carbohidratos y 14 gramos de proteína.

La proteína ayuda a tener sensación de saciedad por lo que si te comes una es muy probable que te comas solamente esa. Incluso te puede ayudar a adelgazar.

Avena
La avena es una opción que es tanto nutritiva como baja en grasa. Le puedes añadir una fruta o añadir leche (trata de que sea semi descremada o cien por ciento descremada) para que sea más rica.

Lo malo que tiene esta merienda es que la tienes que preparar y esto puede demorar unos minutos, lo que no pasa con los otros snacks que hemos mencionado. Pero si tienes hambre y estás desvelada, comer avena es una buena opción.

Frutas
Esta es en nuestra opinión una de las mejores opción que puedes comer. Las frutas son nutritivas, se digieren fácilmente, son dulces (si escoges comer una banana o unas uvas rosadas) y son rápidas de comer, no tienes que preparar nada.

Nueces
Las nueces son la principal fuente de proteína que podemos encontrar en el mundo vegetal después de los cereales y las lentejas.

Como tienen tantas proteínas, te vas a llenar fácilmente, vas a comer menos y vas a consumir menos calorías, lo cual es bueno, ya que no es buena idea comer en la mitad de la noche como ya habíamos mencionado.

Puedes comprar y tener en tu casa como reserva por si algún día te dan ganas de comer en la mitad de la noche. En muchos supermercados venden mezcla de nueces en los que vienen almendras, maní, pistachos, entre otros. Son muy ricos. Asegúrate de comprar los que vienen sin sal, para que no tengas hinchazón al otro día.

Jugo
El jugo es casi tan bueno como la fruta entera, pero si solamente tienes sed y un poco de hambre, lo mejor que puedes hacer es tomar jugo. Éste te hidrata y te llena.

NO VUELVAS LAS COMIDAS TARDE UNA COSTUMBRE
Aunque hay muchos alimentos que se pueden comer que son naturales y nutritivos, no es buena idea que conviertas las comidas a media noche una costumbre.

Por un lado porque engordan y por otro lado porque el cuerpo está diseñado para descansar a la noche, y cuando estás comiendo a esa hora estás poniendo a trabajar a un organismo que debería estar descansando.

Esto no solamente te va a llevar a que tengas una mala noche y estés cansada al otro día, va a llevar a un desgaste innecesario del cuerpo, y a que no pueda funcionar tan bien en el día, que es el momento en el que debería estar “trabajando” (digiriendo, quebrando grasas, procesando alimentos, eliminando toxinas, etc).

Entre los pasos que puedes tomar para evitar comer a media noche están: tener claro cuáles son las causas de comer a media noche, ¿estás estresada? ¿Tienes dificultades durmiendo?

Debes tener claro porque te levantas a media noche a comer para así atacar la razón de raíz. Otra cosa que puedes hacer es informarle a la gente que vive contigo que estás tratando de dejar de comer a la noche y que te ayuden a seguir por este camino.

Puedes poner una señal en el refrigerador para que te pare cada vez que trates de abrirlo para comer algo.

Trata de comer comidas sanas, llevar una dieta equilibrada que conste de alimentos sanos y que generen saciedad, como comidas con mucha proteína y fibra. Estas son varias de las opciones que puedes tener en cuenta para dejar de comer a media noche.

businessdb

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *